Mi Girlfriend Experience

Aquella noche era fría, la ciudad se teñía de oscuridad y silencio. Llevaba días sin poder conciliar el sueño con normalidad.  Pasaban las horas en la noche y había poco o nada por hacer. Me apetecía hacer algo distinto.

Salí a caminar, sin prisa vague por las calles hasta decidir que haría , dónde y qué era lo que solicitaría. Ya con la idea, enfile mi camino hacia un lugar de paso. Primero, tomaré una copa y flirtearé con alguna mujer en el bar lo suficiente, sin parecer pesado o desagradable y me marcharé solo.

Mire de nuevo el reloj y pensé hoy será mi oportunidad, voy a encontrar esas emociones que me faltan.

Finalmente decidí acudir a un lugar especializado para satisfacer mis deseos.

Pensé … ¿Por qué no satisfacer mis deseos con una escort?

Así que busque en Internet Escorts en Barcelona. No fue difícil, rápido encontré varios lugares para realizar el encuentro. Y me decidí por uno que me causó buena impresión.
Una vez allí, entré, el local era sugerente, acogedor y muy cálido, perfecto para esa noche tan gélida que me persiguió durante toda la velada. La decoración era exquisita, la luz la justa y apropiada.

Ya fui con la idea de qué escort me acompañaría, por haber visto fotografías de las Escorts en la web.

Y ahí estaba ella. Pelo negro recogido, piel joven, vestida elegantemente, jugaba con una copa, moviendo los dedos por él. La miré, y ella supo que la requería y dibujó una sonrisa picara.

Yo estaba en búsqueda de la “Girlfriend Experience” así que nos adentramos en nuestro espacio. Dónde nos empezamos a besar, con auténtica pasión. Ella me hizo sentir cómodo rápidamente, inició la conversación y me ayudo a relajarme. Mientas me acariciaba , me trataba con sumo cariño.

Empezaron besos, morreos, abrazos y toqueteos por todas partes. Cuando ya me acostumbre a ella, bajo y se puso de rodillas y empezó a jugar con mi pene delicadamente, hasta que se más puso directa y se la introdució en la boca.
Perfecta felación con la que me deleitó, dejando que yo llevara el ritmo con mi mano sobre su cabeza.

Con mucha implicación ella me besaba apasionadamente , sin dejar ni un momento de acariciarme.
Se situó sobre mí, en la cama con intención, creo, cabalgarme, pero yo también quería poder besar su esbelto y joven cuerpo.
Y así lo hice, besé y lamí todo su cuerpo sin olvidar ni un milímetro, hasta llegar a sus genitales, perfectos y limpios. Ella lo estaba disfrutando, cada vez más húmeda y yo cada vez más excitado.

Como buena “novieta” lo nota y vuelve a mostrar sus talentos con su lengua en mi pene, para una vez bien erecto, enfundarme y pasar a la acción.

Varias posiciones, todo tipo de movimientos sensuales, rítmicos y totalmente armoniosos. Me deleité contemplando su hermoso cuerpo en cada una de las posiciones y todo terminó en un momento.
Más besos, abrazos y caricias, hasta que me despedí, todo perfecto.

Y así, de ese modo, fue como disfruté como nunca con una profesional especializada y cumplí mi fantasía con una de las mejores Escorts de lujo.

Mi Girlfriend Experience
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar