El porno pop, nada nuevo en el panorama

Se habla mucho últimamente del porno pop, ese subgénero de la música pop marcado por la sexualización no sólo de las letras sino también de los vídeos.

Ídolos adolescentes como Justin Bieber o Miley Cyrus llenan sus vídeos musicales de cuerpos cuantos más desnudos mejor (los suyos y los de sus acompañantes), en un intento por generar polémica y quizá cubrir así otro tipo de carencias en su música.

Podríamos elaborar miles de teorías sobre esta cuestión, pero al final todas ellas llevan a una misma conclusión: el sexo vende.

Sin embargo esta tendencia que parece nueva no lo es y tiene más de 30 años a sus espaldas. A finales de los años ‘70 y comienzos de los ‘80 la música comenzó a convertirse en algo más visual gracias al auge de los vídeos musicales y fue entonces cuando a alguien se le ocurrió que los vídeos podían dejar de lado el romanticismo que había imperado en ellos hasta el momento y optar por algo menos romántico y más sexual, que causara más impacto.

Este es el verdadero origen del porno pop, pero ¿existe una razón que explique por qué se ha sexualizado tanto el mundo de la música?

Podríamos elaborar miles de teorías sobre esta cuestión, pero al final todas ellas llevan a una misma conclusión: el sexo vende.

El sexo y la sexualidad, ya sea a través de letras más subidas de tono o de vídeos que muestran cuerpos esculturales o bailes como el twerking, se han convertido en la mejor herramienta de marketing del mundo musical.

En un sector en el que cada vez hay más competencia, los artistas se han centrado en mostrarse diferentes unos de otros intentando ser más provocativos que el resto y el sexo se ha convertido en el mejor mecanismo para provocar y ganar más seguidores.

Así las cosas, parece que al porno pop le queda una larga vida por delante.

 

 

 

El porno pop, nada nuevo en el panorama
5 (100%) 1 vote

Un comentario sobre “El porno pop, nada nuevo en el panorama

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar